Soñar con un León

Orgullo, generosidad, ambición, son las características del quinto signo del zodíaco: un signo de fuego, solar, masculino, rey por vocación, actor en cada escenario de la existencia.
Los alquimistas designaban el oro con el término simbólico del león rojo, porque el más precioso de los metales es atribuido por el esoterismo a este signo astrológico. El undécimo arcano del Tarot representa bien el doble aspecto de la fiera: violenta, cruel, tiránica y pasional, pero capaz de transformarse si es sometida y domada en el real, justo y fuerte protagonista de las fábulas de Esopo y La Fontaine: el padre autoritario, pero generoso.

Significado en la Antigüedad

Artemidoro asimila el león al rey, al magistrado, al patrón. Cuando aparece dócil, promete riqueza y ventajas, y es un óptimo auspicio de honores si se deja acariciar. Pero si se presenta feroz, anuncia fastidios, peligros causados por el fuego y enfermedades, y si ruge avisa al durmiente de un obstáculo que deberá vencer. Un león muy agresivo puede ser indicio de guerra. Una leona rodeada de cachorros promete a la mujer felicidad y muchos hijos.

Significado adivinatorio

Ver un león en el sueño es, según la moderna interpretación, sinónimo de aprensión y prevé conversaciones con jefes y superiores; si en cambio aparece encadenado, denota seguridad, empresas buenas. Combatirlo augura una solución riesgosa pero afortunada, posibles querellas con gente peligrosa. Para una mujer, prevé nacimiento de un hijo tonto que morirá en la guerra. Capturarlo presagia peligros a la vista, disgustos. Un león en fuga es indicio de mofas por parte de enemigos; corriendo, de fiebre. Comer carne de león asegura un óptimo empleo, riqueza y el mismo pronóstico vale para el que sueña con ponerse la piel. Encontrar el esqueleto hace esperar el hallazgo de un tesoro.

Significado psicológico

También en el ámbito psicológico la imagen del león se vincula con los conceptos de fuerza, de poder solar, de energía. La escuela freudiana se acoge al aspecto más salvaje asimilándolo a la pasión ciega, a la sexualidad ardiente, desencadenada, devoradora. La escuela de Jung lo identifica con las fuerzas instintivas, que (como el undécimo arcano del Tarot tiende a confirmar) son domadas y utilizadas al servicio de la conciencia.

Números de la suerte

2, 22.

Busca entre los sueños que comienzan con la letra:
A B C D E F G H I J L M N O P Q R S T U V Y Z

Aura Dorada

soñar con un leon rojo
This entry was posted in Diccionario de sueños. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>